Inicio

“Según la idea general, el maestro es alguien que, una vez ha estudiado determinadas materias, le pasa al estudiante la información correspondiente. Pero el maestro tiene una responsabilidad mucho mayor que esa. Su compromiso debe ser con la conducta, con la complejidad de la acción humana y con una forma de vida consistente en el florecer de la bondad. Primero somos seres humanos, y luego educadores, no a la inversa.

Nuestra función como educadores es la de crear una entidad social diferente comprometida con una interrelación global sin aislamientos, entregada a la verdad. Esta es, indudablemente, la función de un verdadero educador.

La llama vital de nuestra intención es dar origen a un ser humano bueno, inteligente, libre y sumamente capaz”

Jiddu Krishnamurti. “Aprender es vivir. Cartas a las escuelas”