Archivos de la categoría Sobre el método

¿Qué esconde el material Montessori?

Hace unos días, me encontraba con una amiga que hacía tiempo no veía. Nada más vernos, noté rápidamente como se echaba la mano al bolso, sacó el móvil y me enseño una fotografía donde se veía a su hija colocando el último cubo de la Torre Rosa. Muy ilusionada, me decía que desde hace unas semanas estaba trabajando el método Montessori “a su manera” y en casa.

Nos encontramos en un momento donde la carencia educativa de la escuela pública está llevando a mucha gente, a muchos padres y madres, a hacer un poco “la guerra por su cuenta” y ser ellos mismo quienes desde la ilusión, la preocupación y el deseo de que sus hijos tengan la mejor educación posible, estén investigando acerca de qué otro tipo de metodologías más respetuosas con el niño existen y ponerlas a cabo en su propia familia.

En este caso, el método Montessori se encuentra entre uno de los más buscados y que resultan de interés para las familias. Pero cuidado con esto, porque el método Montessori va muchísimo más allá de ser una ilusión temporal, va mucho más allá de los materiales que lo componen.

Entonces ¿Qué hay más allá del material Montessori? Entre otras cosas, conocer la importancia que tiene el proceso de normalización como eje sobre el cual se sustentará todo trabajo futuro; conocer cuáles son y qué importancia tienen elementos esenciales del método como la Mente Absorbente, los Periodos Sensitivos, las Tendencias Humanas o el proceso de Adaptación; conocer las características y el papel que tienen el triángulo formado por el Niño-Ambiente preparado-Adulto; así, como el importantísimo rol del adulto, capaz de  llevar una vida personal acorde y en consonancia con los valores y principios Montessori que, sin ir muy lejos, son valores y principios muy humanos, de nuestra relación y respeto por nuestro entorno, por nuestro prójimo, por ese compartir la vida con las personas que nos rodean.

Bajo esta metodología, bajo esta filosofía de vida, se tiene muy en cuenta estar siendo partícipes del nacimiento del hombre nuevo que será capaz de vivir en paz con el resto de los hombres y con el ambiente que nos rodea. Y ese principio, no es el niño el que “lo tiene que tener claro”, sino el adulto que lo acompaña, que es el que va a sentar las bases del trabajo para que el niño pueda convertirse en ese hombre nuevo. Esta idea, por muy filosófica y utópica que parezca, es la base sobre la que trabajan aquellos y aquellas quienes de verdad compartimos las ideas y principios de la metodología Montessori. No delegues en otras personas ni en elementos materiales tu resposabilidad como ser humano.

Es precisamente ese deseo de encontrar alternativas educativas más respetuosas con el niño, el que quizás esté siendo aprovechado por algunos para hacer del método Montessori un nombre mercantilista, capaz de aglutinar ahora mismo muchas ilusiones, muchas esperanzas, que no están siendo sinceras y las cuales no van más allá de “vender” una simple ilusión sin que detrás haya de verdad un proyecto educativo serio, sincero y comprometido, capaz de llevar a cabo y defender los principios e ideas de la Dra. Montessori.

“Por ello sostengo que cualquier reforma de la educación debe basarse en el desarrollo de la personalidad humana. El hombre mismo debería convertirse en el centro de la educación….Si se actúa según éste imperativo, el niño se nos revelará como la más grande y consoladora maravilla de la naturalez”

María Montessori. “La mente absorbente”. Pag6

Una vez aclarado este tema, sin lugar a dudas el más importante, vamos a intentar aclarar un poco más este tema de los materiales Montessori. Para ello, vamos a diferenciar, dentro de los materiales Montessori, entre materiales didácticos y materiales para el desarrollo.

Algo de material Montessori en casa, cumple perfectamente con las características de un material didáctico, es decir, un material diseñado con uno o varios objetivos que una vez entra en contacto y es trabajado por el niño cumple una función, en este caso, didáctica. La Torre Rosa, por ejemplo, cumple las funciones de un material didáctico. Pues es un material en base diez, de madera, con el que se pueden hacer construcciones, etc.

Muy diferente es la función del material Montessori en un ambiente preparado, es decir, en un aula Montessori. Porque allí, este material es considerado como un material para el desarrollo, pues se encuentra en su “hábitat natural” y ha sido diseñado para estar ahí. Un material con el que el niño trabajará en el momento adecuado. Un niño trabaja con un material Montessori hasta el momento que ya no quiere hacerlo, por muchas veces que repita, el Guía siempre lo respetará partiendo de la idea de que si trabaja con él es porque lo necesita. Siguiendo con el ejemplo anterior, la Torre Rosa se considera en este momento como un material para el desarrollo, porque se complementa con los anteriores materiales con el que el niño trabajó, le sirve para el presente y lo prepara para el futuro. Lo que se conoce como “Propósito directo” (el ahora) y “Propósito indirecto” (con vistas al futuro)

El material Montessori, por lo tanto, en un ambiente preparado se complementa perfectamente con el resto de materiales y áreas del ambiente y al igual que ocurre con el resto de materiales, es trabajado a una edad determinada, con un propósito directo e indirecto determinado y que tiene en sí una función en ese preciso momento. Por eso es tan importante no desmembrar Montessori, no fraccionarlo, porque quien hemos podido ser partícipes de un buen y serio proyecto Montessori, podemos dar fiel testimonio de que así sucede.

Lo realmente bonito e interesante de que un niño asista a un colegio Montessori, es que va a tener todo lo necesario para su desarrollo en el momento oportuno, para pasar de ser un ser humano a un hombre de su espacio y tiempo, el cual ha podido desarrollar las características de su especie con garantías, no solamente las que su mente superficial demanda que sean desarrolladas en este momento porque así lo necesita, sino además aquellas que su mente oculta, esas que durante miles de años hemos desarrollado como especie, le pide que necesita trabajar para que así pueda tener una autoconstrucción íntegra y plena.

Ojalá que tengas la oportunidad de poder acceder a un ambiente Montessori y que sea el Guía Montessori quien te explique cómo funciona el ambiente, la conexión que existe entre los materiales y por qué es tan importante llevar una vida acorde a los valores y principios que Montessori representa. Te aseguro que vas a salir impresionada-o, pues nunca antes has visto una preparación tan exhaustiva de un ambiente para satisfacer las necesidades de los niños. Ellos no son el futuro, ellos son el presente.

Un día en una escuela Montessori…

Es una duda o curiosidad que mucha gente tiene. Cuando le comentas o le hablas de que has estado visitando una escuela Montessori, o más general, cuando te preguntan qué es eso del Método Montessori, a muchos/as les trae curiosidad cómo es un día cualquiera.

No es que lo que vayamos a contar aquí sea una rutina común en un centro Montessori, no todas son iguales. Pero esta rutina es la que se lleva cabo en un Colegio Montessori.

Lo que aquí vamos a añadir es una rutina. Es muy dificil reflejar en palabras lo que es un proyecto educativo Montessori, los tiempos, el ritmo, el respeto hacia el niño, el papel del Guía y del Asistente,…Todo eso hay que vivirlo para de verdad para poder sentir Montessori, su filosofía y todo lo que ello conlleva.

Sigue leyendo

10 ideas Montessori para la escuela pública. Si quieres, puedes.

Claro que puedes!! Y los niños son los primeros que te lo van a agradecer. Si quieres las llamamos Montessori, pero las ideas que a continuación vas a ver, son más de sentido común que otra cosa, aunque bien es cierto que en un colegio Montessori se trabajan a diario.

Sigue leyendo

Qué son las desviaciones y qué importancia tienen en los niños

Lo último a lo que le vengo dando vueltas es al tema de las desviaciones en las primeras edades. Lo intentaré explicar con un ejemplo que me ha ocurrido hoy mismo.

Sigue leyendo

¿Qué es AMI?

AMI son las siglas de Asociación Montessori Internacional. La Asociación Montessori Internacional fue fundada en 1929 por la Dra. Maria Montessori para mantener la integridad de la obra de su vida, y para asegurarse de que se perpetuaría después de su muerte.

Sigue leyendo

¿Qué es el Método Montessori?

Como muy bien dice María Montessori, los niños/as son capaces de aborber todo los que les rodea y que les sirve momento a monento, día a día, para actuar en su vivir diario. El niño/a aprende a hablar, escribir o leer de la misma manera que lo hace al gatear, sus primeros pasos o correr, es decir, de forma espontánea y en continua conjunción con el ambiente que le rodea. Los niños/as aprenden a leer, escribir, contar y sumar antes de completar los 6 años. Sigue leyendo