Motivos no le faltan, y demanda por parte de la escuela pública tampoco. Ya os contamos por aquí como una escuela pública inició este incríble proceso de ir introduciendo aspectos del método Montessori en el día a día de sus aulas, pero me temo que a esta noticia todavía le falta “un poquito” de tiempo para ser realmente cierta.

Hoy (siempre con vuetra complicidad) queremos con esta “noticia” gastaros nuestra particular broma del Día de los Inocentes. Siempre, con la esperanza de que poco a poco vayan siendo cada vez más escuelas las que apuesten por una filosofía educativa como Montessori. De esta manera, tarde o temprano, las instituciones se harán eco de la demanda existente y seguro que trabajarán por que esto sea una realidad.

¡Que paséis unas felices fiestas!